Toxics Release Inventory (TRI) Program

Análisis Nacional del TRI, 2011: Ecosistemas Acuáticos de Gran Tamaño - Cuenca de los Grandes Lagos

SP LAE Great Lakes
Instalaciones del TRI en la Cuenca de los Grandes Lagos

Resumen de Información del 2011

Número de Instalaciones del TRI: 2,434
Disposición u Otras Emisiones Totales Dentro
del y Fuera del Sitio:
224.6 millones lb
Totales Dentro del Sitio: 142.5 millones lb
• Aire: 69.7 millones lb
• Agua: 10.9 millones lb
• Suelo: 42.5 millones lb
• Inyección Subterránea: 19.4 millones lb
Total Fuera del Sitio: 82.2 millones lb

Consulte las definiciones del TRI (inglés solamente)

La cuenca de los Grandes Lagos consta de los lagos Superior, Michigan, Huron, Erie y Ontario, varios lagos y cursos de agua menores, y la cuenca hidrológica circundante. La cuenca hidrológica abarca partes de los estados de Illinois, Indiana, Michigan, Minnesota, Nueva York, Ohio, Pensilvania, y Wisconsin de los Estados Unidos, además de partes de la provincia de Ontario en Canadá. Los Grandes Lagos son las masas de agua dulce más grandes del mundo, con una superficie de más de 94,000 millas cuadradas y el área que ocupa la cuenca hidrológica en los Estados Unidos es de 157,900 millas cuadradas. Anualmente, el sistema de los Grandes Lagos descarga menos del 1% de su volumen total de agua en el río San Lorenzo, lo que hace que el agua y las sustancias tóxicas que entran a la cuenca permanezcan allí por mucho tiempo.

Entre las principales causas de los problemas ecológicos de la cuenca de los Grandes Lagos se encuentran la escorrentía urbana, el manejo de sustancias peligrosas, la eliminación de aguas residuales, y la descarga de aguas residuales provenientes de la industria que contienen sustancias químicas tóxicas. Estas descargas en el medio ambiente afectan no sólo a la calidad del agua sino a las cadenas alimentarias acuáticas, a las poblaciones de peces, y a la salud humana.

En el 2011, las mayores emisiones al aire de sustancias tóxicas en la cuenca de los Grandes Lagos fueron de ácido clorhídrico, principalmente del sector de generación eléctrica, además de sulfuro de carbonilo, en especial de los fabricantes de productos químicos. Las emisiones al aire disminuyeron un 40% del 2003 al 2011, pero aumentaron en un 1% del 2010 al 2011. Los Grandes Lagos son muy susceptibles a la contaminación resultante de la lluvia ácida debido a las grandes áreas de aguas superficiales y a la gran extensión de la cuenca hidrológica.

Los nitratos y los plaguicidas son contaminantes comunes del agua superficial procedentes de las tierras agrícolas y de las plantas de tratamiento de las aguas residuales municipales. Los compuestos de nitratos también fueron descargados en cantidades considerables por las instalaciones de metales primarios (tales como las plantas de hierro y acero y las fundiciones), además de los fabricantes de alimentos y bebidas En el 2011, las descargas a las aguas superficiales en la cuenca de los Grandes Lagos disminuyeron un 6% del 2003 al 2011, pero aumentaron un 12% del 2010 al 2011.

En el 2011, el sector de generación eléctrica fue la fuente principal de disposición en el suelo u otras emisiones de bario y sus compuestos en el sitio. Las instalaciones de metales primarios notificaron las mayores cantidades de manganeso y zinc y sus compuestos en la cuenca. La disposición en el suelo u otras emisiones dentro del sitio disminuyeron en un 48% del 2003 al 2011, pero aumentaron un 4% del 2010 al 2011.

En el 2011, en la cuenca de los Grandes Lagos hubo inyección subterránea de sustancias químicas del TRI en las instalaciones de manejo de desperdicios peligrosos, las fábricas de productos químicos y las plantas de metales primarios. Las instalaciones de manejo de desperdicios peligrosos fueron la fuente principal de disposición u otras emisiones de ácido nítrico y de fluoruro de hidrógeno; los fabricantes de productos químicos notificaron acetonitrilo, amoníaco y metanol; y las plantas de metales primarios notificaron amoníaco. La inyección subterránea disminuyó un 39% del 2003 al 2011, y un 5% del 2010 al 2011.

La salud de los Grandes Lagos ha mejorado mucho con respecto a decenios anteriores debido a los esfuerzos voluntarios y reglamentarios a nivel local e internacional, empezando con el primer esfuerzo en gran escala emprendido en 1972, el Convenio sobre la calidad del agua de los Grandes Lagos, que coordinaba las iniciativas de calidad del agua de los Estados Unidos y de Canadá. Desde entonces, muchas disposiciones u otras emisiones de sustancias químicas tóxicas se han reducido o eliminado por medio de medidas reglamentarias y voluntarias a ambos lados de la frontera; sin embargo, los contaminantes siguen entrando a la cuenca y los efectos de muchas de las sustancias químicas descargadas anteriormente todavía no se han atenuado. Si desea conocer más detalles acerca de los esfuerzos continuos para proteger la cuenca de los Grandes Lagos

Top Five SP LAE Great Lakes

Top Five SP LAE Great Lakes

Cinco Sustancias Químicas Principales según el Medio Ambiental: Cuenca de los Grandes Lagos, 2011

Top Five SP LAE Great Lakes

Top Five SP LAE Great Lakes

Top Five SP LAE Great Lakes

Top Five SP LAE Great Lakes

Nota: Esta página fue publicada en enero del 2013 y utiliza el conjunto de datos del Análisis Nacional del TRI publicado en TRI Explorer en noviembre del 2012.